Salud femenina

¿En que consiste la Fisioterapia de suelo pélvico?

Uroginecologico

Hoy en día, son muchas las mujeres que se preocupan por su salud femenina. Hay una variedad muy amplia de patologías de suelo pélvico y en ZENITH esperamos poder ayudaros en todas y cada una de ellas.

Queremos destacar, que no es necesario haber pasado por un embarazo para hacerse una revisión de fisioterapia de suelo pélvico y/o padecer alguna disfunción. Hay otras causas como el ejercicio, alteraciones emociones y/o sexuales, o tensiones a otros niveles corporales que hacen que padezcamos de disfunciones de suelo pélvico.

¿Cuáles pueden ser algunas de ellas?

  • Incontinencia urinaria
  • Incontinencia fecal
  • Estreñimiento
  • Vaginismo
  • Dispareunia
  • Dolor menstrual
  • Prolapsos pélvicos
  • Dolor pélvico crónico

Obstétrico

La fisioterapia obstétrica es aquella que está relacionada con el embarazo y post parto.

Durante esta etapa acompañaremos a la futura mamá durante el embarazo y durante la recuperación post parto.

EMBARAZO

Os acompañaremos durante esta etapa tan especial para vosotras, queremos que os sintáis arropadas, ayudaros a sentiros más cómodas, eliminar esas tensiones generadas por el aumento de tensión muscular, fascial y ligamentosa, ayudaros a movilizar las articulaciones (especialmente de la pelvis). Esto lo haremos tanto con tratamientos en camilla como con ejercicios de movilidad y estiramientos.

  • Fisioterapia durante el embarazo.
  • Pilates embarazo.
  • Masaje perineal.
  • Pack preparto.

POST PARTO

Una vez que hayas dado a luz a tu bebé, tendrá que pasar la cuarentena para poder hacerte una valoración de suelo pélvico. Tu cuerpo es sabio e irá reestructurandose tras el parto.

Te haremos una valoración para que nos cuentes como fue el parto, y saber en qué estado te encuentras tanto a nivel físico como emocional.

Nos contaras si ha sido un parto vaginal, si ha sido instrumental, si ha sido cesárea. Variará el tipo de tratamiento, pero en cualquiera de los casos podremos ayudarte.

  • Prolapsos de órganos pélvicos.
  • Incontinencia urinaria.
  • Incontinencia fecal.
  • Cicatriz de cesárea, episiotomía o desgarro.
  • Diástasis abdominal.
  • Dolor pélvico.
  • Mamá activa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *