Salud femenina

¿Se tratan las cicatrices de cesárea?

La cicatriz de cesárea es una sutura de la piel tras haberse producido un corte de varias capas piel, fascial, músuculo.. por ello el tratamiento es muy importante.

Dependiendo de su evolución y de su tratamiento pueden derivar en cicatrices queloides (son las de aspecto grueso, rojizas e irregulares de aspecto más “feote”), cicatrices hipertróficas (se parecen mucho a las queloides, gruesas, rojas y más gorditas), cicatrices con adherencias (los tejidos se quedan muy pegados y crean mayor tensión y tirantez).

CICATRIZ HIPERTROFICA
CICATRIZ QUELOIDE
CICATRIZ CON ADHERENCIA

Estas cicatrices son una preocupación común para las mujeres que han dado a luz por medio de una cesárea y la fisioterapia es una muy buena opción para tratarlas.

La gran mayoría de las veces no se aconseja a las mamás de una correcta actuación sobre estas y por ello luego hay una peor evolución y tensión de las mismas.

La fisioterapia es una especialidad que se enfoca en el diagnóstico y tratamiento de lesiones y dolencias a través del uso de terapias físicas. Un fisioterapeuta especializado en la zona abdominal y suelo pélvico puede ayudar a tratar las cicatrices de cesárea mediante la aplicación de técnicas específicas.

Una de las técnicas más comunes es la masoterapia, que consiste en la aplicación de presión y fricción en la cicatriz con fines terapéuticos. Esto puede ayudar a mejorar la circulación sanguinea en la zona, lo que puede reducir la inflamación y la hinchazón. Además, la masoterapia puede ayudar a mejorar la flexibilidad y la elasticidad e la piel, lo que ayuda a reducir el dolor y la tensión en la cicatriz.

Otra técnica efectiva es el estiramiento y el fortalecimiento de los músculos abdominales. Así, ayudamos a mejorar la postura y la estabilidad. Además, el fortalecimiento de los músculos abdominales puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación de la zona.

La terapia manual también puede ser efectiva para tratar las cicatrices de cesárea. Esto puede incluir la manipulación de la cicatriz para mejorar la movilidad y la flexibilidad, así como la aplicación de técnicas de liberación miofascial para reducir la tensión y el dolor.

También es interesante el tratamiento con pución, para romper adherencias o bien para mejorar la circulación sanguínea y como el resto de técnicas reducir la tensión tanto a nivel fascial como muscular. La mayoría de las veces nos preocupamos de cómo está la musculatura, pero el estado de la fascia es muy importante también.

La radiofrecuencia es una muy buena opción de tratamiento (en nuestro caso con MEDESTEC), ayuda a mejorar la circulación, regenerar colágeno y tejidos mediante un calor muy agradable y placentero. Consta de dos electrodos, el capacitivo con el cual preparamos la zona a tratar y el electrodo resistivo un calor mucho más profundo que actúa más directamente sobre los tejidos internos.

En conclusión, en centro Zenith estaremos encantados de escucharte, valorarte y realizarte el tratamiento más conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *